Salto de arranque

¿Es seguro tener un arrancador portátil para automóvil en el automóvil?

Oct 23, 2023

Is it Safe to Keep a Portable car Jump Starter in Car

La idea de tener un arrancador portátil para automóviles en su vehículo para emergencias es práctica, especialmente considerando la imprevisibilidad de las fallas de las baterías de los automóviles. Sin embargo, la seguridad y la longevidad de estos dispositivos pueden verse influenciadas por cómo y dónde se almacenan. Una de las principales preocupaciones es la temperatura interior de un automóvil, que puede alcanzar los 70-80°C (158-176°F) en un día caluroso y soleado. Este calor extremo puede ser perjudicial para las celdas de iones de litio que se encuentran comúnmente en los arrancadores de batería modernos. Profundicemos en los factores a considerar al decidir si mantener un arrancador portátil en su automóvil.

El impacto de la temperatura en las baterías de iones de litio

Las baterías de iones de litio se utilizan ampliamente en arrancadores portátiles debido a su alta densidad de energía y tamaño compacto. Sin embargo, son sensibles a las temperaturas extremas. Cuando se almacenan a altas temperaturas, estas baterías pueden experimentar una degradación acelerada. Este es el por qué:

  1. Degradación por calor: la exposición prolongada a temperaturas superiores a 50-60 °C (122-140 °F) puede provocar el deterioro de las celdas de iones de litio. El calor puede descomponer el electrolito, lo que reduce la capacidad de la batería y puede provocar que la batería se hinche, tenga fugas o, en casos extremos, se incendie.

  2. Fuga térmica: a temperaturas excesivamente altas, las baterías de iones de litio pueden entrar en un estado conocido como fuga térmica. Esta condición provoca un rápido aumento de la temperatura y la presión dentro de la batería, lo que puede provocar un incendio o una explosión.

Dados estos riesgos, es fundamental tener en cuenta las condiciones de temperatura en las que guardas tu amplificador de batería portátil. Si bien los vehículos modernos están equipados con aislamiento y aire acondicionado, los automóviles estacionados aún pueden convertirse en trampas de calor, especialmente en verano.

El papel de la luz solar directa

La luz solar directa puede elevar significativamente la temperatura interior de un coche. Estacionar su vehículo al sol puede convertirlo rápidamente en un horno, lo que agrava los problemas relacionados con la degradación por calor de las baterías de iones de litio. Por lo tanto, es aconsejable evitar dejar dispositivos electrónicos, incluidos arrancadores portátiles, expuestos a la luz solar directa. Si es posible, estacione en áreas con sombra o use sombrillas para mitigar la acumulación de calor dentro de su automóvil.

Temperaturas frías y rendimiento de la batería

mejor arrancador

Si bien las altas temperaturas representan un riesgo importante, las temperaturas extremadamente frías también pueden afectar el rendimiento de las baterías de iones de litio. El clima frío puede reducir la eficiencia de la batería, haciéndola menos capaz de entregar la energía necesaria para arrancar el automóvil. Esto es lo que necesita saber:

  1. Capacidad reducida: en temperaturas frías, las reacciones químicas dentro de una batería de iones de litio se ralentizan, lo que provoca una reducción temporal de la capacidad. Esto significa que es posible que el arrancador auxiliar no funcione como se esperaba cuando más lo necesita.

  2. Revisiones periódicas: si vive en una zona con inviernos duros, revise periódicamente su arrancador portátil para asegurarse de que mantenga su carga. Algunos modelos pueden venir con un sensor de temperatura incorporado para evitar el funcionamiento en condiciones inseguras.

Precauciones de seguridad para almacenar arrancadores portátiles

Para garantizar la seguridad y la longevidad de su arrancador portátil, siga estos consejos de almacenamiento:

  1. Evite temperaturas extremas: como se mencionó anteriormente, evite dejar su arrancador en condiciones en las que estará expuesto a calor o frío extremos. Guárdelo en un ambiente con temperatura controlada cuando no esté en uso.

  2. Ubicación adecuada: guarde la batería de refuerzo en un lugar seguro dentro de su automóvil, como una guantera o debajo de un asiento, donde no quede expuesta a la luz solar directa ni a daños físicos. Evite colocarlo en el maletero si éste tiende a calentarse excesivamente.

  3. Protección física: Asegúrese de que el arrancador no esté suelto en el automóvil. Asegúrelo en un estuche o compartimento acolchado para evitar que se mueva y sufra daños físicos, lo que podría provocar cortocircuitos u otros fallos de funcionamiento.

  4. Mantenimiento regular: verifique el estado de la batería con regularidad. La mayoría de los arrancadores portátiles vienen con indicadores que muestran el nivel de carga. Mantener el dispositivo cargado y listo para usar es crucial para su eficacia durante las emergencias.

Cuándo está justificado mantener un arrancador auxiliar en el automóvil

Hay situaciones en las que tiene sentido tener un arrancador portátil como el arrancador AMPROAD iRock40 en el automóvil:

  1. Viajes largos y frecuentes: si viaja largas distancias con frecuencia, especialmente a través de áreas remotas, tener un arrancador en el automóvil puede salvarle la vida en caso de falla de la batería.

  2. Vehículos más antiguos: los vehículos más antiguos son más propensos a tener problemas con la batería. Mantener un arrancador auxiliar en estos automóviles puede ayudarlo a evitar quedarse varado.

  3. Uso poco frecuente: si no conduce su automóvil con regularidad, la batería puede perder carga con el tiempo. Un arrancador portátil puede ayudarle a volver a la carretera sin necesidad de ayuda.

Si bien generalmente es seguro tener un arrancador portátil para automóvil en su vehículo, es importante considerar las condiciones de almacenamiento. Las altas temperaturas pueden degradar significativamente el rendimiento y la seguridad de las baterías de iones de litio, así que evite exponer su arrancador al calor extremo o la luz solar directa. Las temperaturas frías también pueden afectar el rendimiento de la batería, por lo que es necesario realizar comprobaciones periódicas en climas más fríos.

Si sigue prácticas de almacenamiento adecuadas y realiza un mantenimiento regular de su arrancador, puede asegurarse de que siga siendo una herramienta confiable en caso de emergencias. Comprender estos matices ayuda a tomar una decisión informada sobre si mantener un arrancador portátil en su automóvil, mejorando así tanto la seguridad como la conveniencia.

Artículo relacionado:

¿Cómo potenciar un coche ?

¿Cómo limpiar la corrosión de la batería del coche ?

¿Se puede arrancar un coche con un alternador defectuoso ?

¿Puedes saltar un auto bajo la lluvia ?